Resumen del 135° Congreso Maderero

 

El 25 y 26 de noviembre se celebró en la ciudad de Mar del Plata el 135º Congreso Maderero, organizado por FAIMA en conjunto con la cámara regional, CICMA. 

Los ejes principales del encuentro giraron en torno a la situación de la cadena de valor foresto industrial y sobre vectores para la mejora de la competitividad.

La Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) celebró el pasado fin de semana el 135° Congreso Nacional Maderero, con la presencia de empresarios de la cadena de valor foresto industrial de todo el país y la participación de funcionarios del gobierno nacional y de la ciudad de Mar del Plata, quienes declararon el evento de interés público en dicha ciudad. La realización del congreso se da en un contexto macroeconómico contractivo, sobre el cual los empresarios de la cadena de valor se muestran expectantes de señales de recuperación ante la caída de ventas, aumento de costos y retroceso de la actividad.

Del acto de apertura participaron el Vicepresidente 1ro de FAIMA Gabriel Campins, la Ing. Lucrecia Santinoni, Subsecretaria de Desarrollo Foresto Industrial del Nación, la Lic. Carolina Castro, Subsecretaria PyME de la Nación y Carlos Fadón, Presidente de CICMA y del Congreso. La Ing. Santinoni, manifestó que hay que levantar el perfil del sector y ser más atractivos para otros sectores. En ese tenor, la Lic. Castro comento acerca de los beneficios de las herramientas que se encuentran disponibles desde el gobierno para las PYMES. 

Agenda del Congreso: con la competitividad en la mira

El 135º Congreso Maderero permitió explorar, debatir y mostrar resultados de la agenda de trabajo estratégico que FAIMA planteó en 2016. Según detalla Pedro Reyna, la principal línea de trabajo de la Federación es “la mejora de la competitividad de toda la cadena de valor, lo cual se vuelve fundamental en un mundo cada vez más desafiante”. En este camino, uno de los puntos más importantes del evento fue la presentación del primer informe del Observatorio de la Industria de la Madera y el Mueble (OIMyM), primera iniciativa integral de información estadística de la cadena foresto industrial. Los primeros guarismos, que surgen de una encuesta muestral a 480 empresas foresto industriales de todo el país, fueron presentados en el Congreso, dando así el primer paso en “saldar el histórico faltante estadístico de la cadena de valor foresto industrial, en orden de mejorar la toma de decisiones de los empresarios del sector y mejorar la interlocución con el sector público” en palabras de Leandro Mora Alfonsín, Director Estratégico de FAIMA.

Reyna, a su vez, detalló que FAIMA ha instrumentado este año un diagnóstico de competitividad del sector, del que se desprendieron necesidades de capacitación dirigencial y las bases para estudios de costos a instrumentarse en el corto plazo, fundamentales para la mejora en la toma de decisiones de las PyMEs en contextos de incertidumbre. A su vez, FAIMA está desarrollando la segunda edición del “Proyecto Deseo” que brinda asistencia técnica en diseño e innovación para empresas de todo el país en la búsqueda de posicionar al mueble argentino en base a su potencialidad y agregado de valor. Y está trabajando fuertemente en articulación con el sector público en la promoción del uso de madera en la construcción como facilitador de crecimiento y generación de valor agregado en las regiones. Y también en la elaboración de normas técnicas de productos, factor clave de competitividad en las inmediatas y desafiantes condiciones de comercio exterior, sobre el cual se trabaja junto a la Subsecretaría de Comercio Interior.

Respecto al primer punto, en un panel destinado a la potencialidad del uso de madera en la construcción, el Congreso Maderero contó con la participación de la Subsecretaria de Desarrollo Foresto Industrial, Ing. Lucrecia Santinoni, quien remarcó que “las condiciones únicas que la disponibilidad de madera presenta para dar solución a los desafíos habitacionales y de infraestructura que presenta el país, también tienen impacto potencial en las economías regionales”, idea sobre la cual agregó desde FAIMA el Vicepresidente Campins: “la madera consume menos energía que los materiales usuales de construcción húmeda, es de menor costo y su utilización es sostenible y sustentable”.

En referencia a la necesidad de avanzar en la calidad y normativa técnica de los productos del sector, el Congreso contó con un taller de sensibilización sobre Evaluación de la Conformidad y Reglamentos Técnicos en la cadena de valor foresto industrial, a cargo del Ing. Mariano Perez del Ministerio de Producción y la Ing. Cristina Sainz Biurrum del IRAM. También se ahondó en un panel particular sobre la necesidad competitiva de avanzar en la unificación de equivalencias comerciales en productos madereros, a cargo del Ing. Nicolás Zakowicz del INTI.

Por último, tuvieron lugar espacios de análisis sobre la coyuntura tributaria y laboral que atañe a la cadena de valor y sus PyMEs. Y se presentaron ponencias sobre temas específicos por parte de las 27 cámaras que componen la red FAIMA en toda la Argentina, las cuales nutrirán el plan de acción 2017 de la Federación.

> Fuente: FAIMA