Preocupación por el posible cierre del Buenos Aires Design Recoleta

Preocupación por el posible cierre del Buenos Aires Design Recoleta
La Cámara de Empresarios Madereros y Afines, CEMA, expresó su preocupación ante el posible cierre del Buenos Aires Design Recoleta, emplazado sobre tierras del Gobierno de la Ciudad, cuya concesión está próxima a vencer.
Si bien esta situación involucra directamente al Gobierno porteño y a la empresa concesionaria, impacta directamente sobre los 70 locales comerciales dedicados mayoritariamente al mueble y la decoración y sobre sus empleados.
En noviembre de este año terminará el contrato de concesión del centro y la falta de  precisiones del Gobierno de la Ciudad ha generado multiplicidad de comentarios y suposiciones sobre posibles proyectos e intenciones que provocarían la pérdida directa de 500 empleos y otra cantidad importante de puestos de trabajadores de las diversas Pymes que deberán cerrar o reducir drásticamente su plantel de operarios.
CEMA nuclea a varias de las empresas que deberán cerrar sus locales si el Gobierno de la Ciudad avanza en su anuncio de cambiar el destino del predio, una resolución incomprensible en las actuales circunstancias económicas del país.
La inquietud de las firmas que alquilan los locales se basa en la falta de información respecto de la continuidad del centro de diseño que, desde sus comienzos, se convirtió en un espacio de referencia para el mercado del mueble y la decoración y que forma parte del tradicional paseo de la Recoleta, un punto turístico emblemático de la Ciudad. De hecho, mientras las empresas desconocen cuál será el fin de este espacio, el Gobierno de la Ciudad no ha dado a conocer  ninguna planificación ni posible destino del predio.
Toda modificación del destino de este espacio debe habilitarse mediante una ley de la Ciudad.
Empresarios y trabajadores ven con preocupación que, las características del proyecto, con instancias legislativas y administrativas especiales, impliquen el cierre del predio durante años, sin generarle ingresos a la Ciudad y ocasionando gastos de mantenimiento imposibles de evaluar. Además del perjuicio para las empresas que hoy lo utilizan. De esta manera el Buenos Aires Design Recoleta pasaría a ser un espacio cerrado, improductivo y abandonado como consecuencia de la falta de gestión gubernamental.
Las empresas instaladas en el Design consideran fundamental contar con información respecto de los planes oficiales para ese espacio y ser escuchadas en su problemática.

Articulos Relacionados

Los comentarios están cerrados.