Las Pymes entramos en una situación desesperante

 

 

Hasta el 18 de Marzo las Pymes, en general, venían medianamente sosteniéndose
con sus finanzas más o menos equilibradas y también su proyección, con un cuidadoso
cálculo de ventas cobranzas pagos de servicios, proveedores, sueldos, impuestos
y demás gastos. Y no se encontraban en su mejor momento…
 
Esta frágil ecuación se rompió cuando, en virtud del aislamiento, se cortaron totalmente
las ventas y las cobranzas se redujeron considerablemente, mientras los sueldos,
los servicios y los gastos de mantenimiento se pagaron; escapándole a la alternativa
de caer en un cierre y así poder mantener las fuentes de trabajo y la empresa. No todos
lo están pudiendo lograr. Esto sucedía cuando los cheques que estaban firmados antes
de la cuarentena, comenzaron a ser depositados. En esta situación algunos cheques
dados con fecha posterior al 19/3/2020 no se pudieron cubrir por lo que la oportuna
medida del DNU 312 habilitó a los Bancos a eliminar la cláusula por la que con 4 cheques
rechazados se cerraría la cuenta con un plazo hará el 30/4/2020 lapso como el de otras
prórrogas que se extendería de acuerdo a las circunstancias de prolongación del período
de aislamiento.
 
Estamos llegando al 30 de Abril y no ha sido publicada todavía ninguna prórroga a esta
medida. A la misérrima situación de las Pymes el 4 de Mayo se dinamitaría la economía
de estas empresas dejándolas sin esa herramienta imprescindible que es una cuenta bancaria.
 
Por lo expuesto es que CEMA, cómo Cámara que representa a empresas de la madera
eminentemente Pymes, solicita la inmediata prórroga del DNU 312 en no menos de 60 días
y se recurra a un salvataje del entramado Pyme tendiente a ayudar a las empresas a regenerar
su capital de trabajo con un crédito de tasa 0.
 
Es hora de apoyar a las empresas. El riesgo es muy grande.

 

Más información: info@cema.com.ar