Con profundo dolor nos despedimos de un amigo entrañable

El pasado miércoles 19 de Marzo C.E.M.A. y la dirigencia empresarial argentina perdió un pilar fundamental. Ya que su vida estuvo signada por una enorme vocación de servicio para la sociedad que nos rodea.

Mario nació en el año de 1948 y comenzó de muy chico a trabajar en la empresa maderera de su padre, paralelamente estudió y se graduó en la Universidad de Buenos Aires como Contador Público Nacional.

Formó un maravilloso hogar casándose con Ofelia Spataro con la cual tuvieron 2 hijos los que hoy continúan su labor en la empresa. Al lado de Ofelia y sus hermanos fue desarrollando sin prisa y sin pausa su empresa, es así que de la fábrica instalada en el barrio de Floresta, se mudaron a una planta propia en 1981 a San Justo, incorporando diversas líneas de producto que por su orden y calidad se impusieron en el mercado con su marca Tempo.

Es así que en el año 2012 inauguran una nueva planta en la localidad de Gral. Rodriguez; recordemos que en ese momento concurrió a la inauguración además del intendente de la localidad la Ministra de Industria de la Nación Débora Giorgi.

Paralelamente encaró otra planta industrial en el Polo Maderero de la localidad de Berazategui, que sigue adelante. Para todo esto desde hace 16 años contrató a consultores especializados de la industria maderera de la Unión Europea.

Fue un gran precursor de la corriente exportadora de las empresas pymes recibiendo, por ello, de la fundación del Banco Credicoop en el año 2001, un premio a la exportación pyme.

En el ámbito gremial empresario desde muy joven militó en C.E.M.A. ocupando cargos directivos desde el año 1989 hasta la fecha habiendo sido vocal, tesorero entre 1990 y 1997 y presidente entre 1998 y 1999. Así también fue dirigente de F.A.I.M.A. en varias oportunidades. Siempre su visión estuvo por la defensa irrestricta de la industria nacional y sobre todo las pymes, es así que dio innumerables charlas en distintas cámaras y en la Universidad de San Andrés.

En F.A.I.M.A. fue el mentor del I.M.A. (Instituto del Mueble Argentino) creando un segmento empresarial que sembró pautas para las pymes y su desarrollo fundamentado en la idea de imponer en el mercado el consumo necesario del mueble.

En éste mismo orden de cosas escribió innumerables artículos que se difundieron en distintas revistas empresariales, y escribió un libro titulado “Marginalidad y exclusión”.

En C.E.M.A. nos queda su legado de trabajo incansable, honestidad y creatividad.

Mario nunca bajó los brazos pero siempre los abrió para abrazar a sus amigos.