Un informe, realizado por la consultora Tandem Strategic Group, reúne las opiniones de los desarrolladores sobre la medida anunciada por el gobierno. Todos coinciden en la importancia de proyectar un acuerdo de precios a largo plazo.

En primer lugar, Alberto Fernández Prieto, Presidente de Fernández Prieto & Asociados, destacó: “En lo que respecta al acuerdo de precios, estas medidas son positivas porque permiten hacer más eficientes las obras tanto públicas como privadas y son un buen parámetro para ir generando convenios a largo plazo. Creemos que es el momento apropiado para trabajar en la elaboración de un índice confiable y eficiente que permita generar un esquema de comercialización a largo plazo en pesos”.

En la misma sintonía, Lucas Zalcwas, Director General de P&S Constructora, señaló: «es importante establecer reglas claras a mediano plazo. Un acuerdo a 90 días sirve para generar un escenario de diálogo y analizar, junto a toda la cadena que interviene en el mercado de la construcción, cuáles son los pasos a seguir. Si logramos generar un clima de previsibilidad, en cuanto a los costos de los insumos y del tipo de cambio a lo largo de todo el 2014, el mercado inmobiliario será un muy buen destino para las personas que generan un flujo mensual en pesos».

“El congelamiento de precios acordados con el sector industrial de la construcción genera un atractivo particular, porque orienta la inversión hacia el mercado inmobiliario, dado que pasa a ser una de las pocas alternativas con inflación controlada”, afirmó Carlos J. Molinari, CEO de Real Estate Investments, y agregó: “Si bien el acuerdo es por 90 días, permite generar un importante acopio para las obras que están en marcha. Es por ello que, aquellos que tengan una expectativa de inversión o de compra tendrán la oportunidad de adquirir una unidad en un fideicomiso al costo, congelando gran parte del valor de la unidad, en caso que aporte un porcentaje importante de anticipo”.

Guido Wainstein, Director de Qualis concluyó: “Venimos de un cierre de año muy positivo para el sector y ahora el mercado necesita señales que le permita trabajar a corto, mediano y largo plazo. Estamos en un momento donde hay grandes oportunidades de negocios tanto para el que tiene pesos como para el que tiene dólares, lo que ocurre es que el inversor se toma más tiempo para tomar la decisión y eso demora la operatoria”.

Fuente: CEDU

Categories:

Tags:

Comments are closed