Entrevista a Itar Amoblamientos

 

“La experiencia con Proyecto Deseo fue muy positiva para el futuro de la industria.”

 

En abril de este año el Museo de Arquitectura y Diseño de Buenos Aires (MARQ) fue el escenario para dar a conocer los 50 prototipos desarrollados en el marco de la Primera Edición del Proyecto Deseo, una iniciativa que la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) puso en marcha tras la experiencia del Plan Nacional de Diseño desarrollado en años anteriores junto al Ministerio de Industria de la Nación.

Proyecto Deseo permitió exponer el trabajo que durante diez meses desarrollaron empresas y diseñadores. Allí estuvo ITAR Amoblamientos, una firma que desde 1963 se destaca en el negocio de los muebles de cocina, baño y dormitorios.

Entusiastas y concientes que en la Argentina no es habitual sumergirse en la exploración de morfologías, tecnologías e identidades, los responsables de ITAR no dudaron en participar. Tal vez incentivados por el antecedente del Programa Nacional de Diseño, una propuesta de carácter definidamente federal.


En ITAR Amoblamientos aseguran que aquella experiencia fue “muy positiva para la empresa y para el futuro de la industria en general”. Sobre el presente, la evaluación también es beneficiosa. “Proyecto Deseo mantiene ese carácter y eso se ve en el hecho de haber apuntado a polos productivos representativos del país que están distribuidos geográficamente en todo el territorio”, afirmó el Sr. Sergio Scattaretica, titular de la firma.

¿Qué importancia tiene el diseño a la hora de buscar competitividad?

La importancia es total porque el diseño apunta a la funcionalidad y la estética. Eso marca la diferencia a la hora de decidir por un producto u otro.

¿Cuánto le falta al mueble argentino para ubicarse entre los productos de las industrias internacionales?

Es difícil estimarlo en términos cuantitativos pero a grandes rasgos creemos que lo que todavía falta es una mejor integración en la cadena de valor.

¿Encuentran propuestas de vanguardia en los diseñadores nacionales?

Si. Claramente tenemos un muy buen nivel de diseñadores. De hecho en nuestro caso, hemos decidido continuar el desarrollo e incorporar a nuestra línea de producción una de las presentaciones que hicimos en Proyecto Deseo. Creemos que estará a la venta en el transcurso del año próximo.

¿Cuál es el rol de las asociaciones gremiales empresarias en estos proyectos y qué beneficios inmediatos perciben ustedes por pertenecer a esas organizaciones?

Es muy importante. En este caso, si no estuviéramos asociados a una Cámara no podríamos haber participado y tal vez ni siquiera nos hubiéramos enterado que existía este tipo de proyecto. Los beneficios inmediatos tienen que ver con la posibilidad de dar a conocer lo que hacemos en la empresa, participando en ferias, revistas, notas. En nuestro caso, además nos permite poder contar con un producto de diseño y vanguardia para comercializar. <