Con apoyo del Gobierno Nacional, FAIMA definió su agenda para 2016

 

El Gobierno nacional y los representantes de la industria maderera coincidieron en la necesidad de facilitar el acceso al crédito, trabajar para reducir la litigiosidad laboral y mejorar la competitividad del sector. Fue durante la apertura del 134° Congreso Nacional Maderero de FAIMA, que contó con la presencia de funcionarios de tres ministerios y representantes de las 27 cámaras que conforman la entidad.

El titular de la Federación Argentina  de la Industria Maderera y Afines, Rodolfo Martín fue el encargado de abrir el encuentro que se desarrolló en un hotel céntrico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires durante los días viernes 29 y sábado 30 de abril.

“Tenemos que trabajar en política tributaria ya que las PyMEs no tenemos la misma capacidad contributiva que las grandes empresas”, pidió Martín en el discurso inaugural. Acompañado por el Secretario de Industria de la Nación Martín Etchegoyen, el representante del sector maderero expresó también la necesidad de contar con “líneas de crédito que permitan estar a la altura de cualquier empresa del mundo” y lamentó que en este momento resulte “prácticamente imposible acceder a financiamiento”.

Entre las problemáticas que preocupan al sector maderero, Martín mencionó “la judicialización permanente por situaciones totalmente absurdas” que surge de la legislación laboral vigente, al tiempo que reclamó normas que “permitan tomar personal y trabajar con otra soltura”.

De cara al siguiente período, el presidente de FAIMA anunció que se trabajará profundamente para fortalecer la comunicación interna y externa de las cámaras y empresas y también en fomentar el diseño nacional. “Tenemos que dejar de mirar a Italia y trabajar en una identidad propia, como ya empezamos a hacer con el Proyecto Deseo”, indicó.

A su turno, el Secretario de Industria Martín Etchegoyen celebró formar parte del Congreso y aseguró que el Gobierno de la Nación no niega la existencia de los problemas que existen. “Estamos viviendo un momento complejo porque el Gobierno trabaja en variables macro y micro pero esperamos que haya un segundo semestre mejor”, sostuvo.

El funcionario se explayó alrededor de los temas que había planteado Martín minutos antes: “Nuestra idea es monitorear las importaciones para que no afecten a la producción local. El gran desafío del Gobierno es mejorar la capacidad competitiva de nuestras industrias”, dijo.

“Estamos trabajando –continuo Etchegoyen- para establecer normas técnicas que impidan que la competencia desleal incida negativamente en la Argentina, pero queremos mecanismos que se sostengan en el tiempo mediante la competitividad y eso se resume en dos términos, precios razonables para el mercado interno y capacidad para exportar”. 

Respecto de los problemas que subsisten alrededor de lo que se denomina “Industria del Juicio”, Etchegoyen reconoció la existencia de un “gigantesco negocio” y si bien expresó que hay que proteger a los trabajadores que merecen un sistema de protección de su salud, hay que evitar distorsiones en un sistema que involucra a abogados y peritos. Finalmente consideró que las tasas financieras irán bajando a partir del pago a los holdouts, aunque también indicó que “es necesario trabajar en a profundidad del sistema financiero” ya que mientras “en cualquier país del mundo capitalista el volumen de dinero prestado al sector privado es del 50 por ciento del PBI, en la Argentina, ese indicador llega apenas al 13 por ciento”.

La apertura del 134° Congreso Industrial Maderero contó con la presencia de Lic. Diego Moreno, secretario de Política Ambiental del Ministerio de Ambiente y la Ing. Lucrecia Santinoni subsecretaria de Desarrollo Forestal Industrial del Ministerio de AgroIndustria.