Amenaza de las importaciones

 

El nivel de la devaluación de diciembre de 2015 parecería haber sido suficiente para frenar la caída de la cantidad de empresas exportadoras y su grado de apertura comercial, pero no lo fue para disminuir la presión de las importaciones en el mercado interno de las PyME. A pesar de que en 2016 los productos nacionales fabricados por las PyME industriales resultaron más baratos con respecto a las manufacturas importadas competidoras, estas empresas perdieron espacio de mercado interno a favor de las importaciones: la proporción de PyME industriales que perdieron mercado interno pasó del 13% en 2015 al 21% en 2016.


Durante 2016 la producción de las PyME industriales disminuyó un 9%. Sin embargo, la importación de bienes competitivos de la producción local no disminuyó con la misma intensidad. La producción nacional de las PyME fue muy sensible a la caída del PBI de 2016, mientras que las importaciones lo fueron mucho menos. Mediante este mecanismo, las importaciones ocupan hoy una porción más importante en el mercado interno que en 2015. No existe una “invasión” de importaciones, pero sí una mayor presencia de las mismas en el mercado argentino.

 

> Informe realizado en base a encuestas por la Fundación Observatorio Pyme.

Articulos Relacionados

Los comentarios están cerrados.